Publicación de Oposiciones de Auxiliar Administrativo

Los ‘centennials’ o Generación Z son los jóvenes nacidos entre mediados de los años 90 y principios del siglo XXI mientras los ‘millennials’ o Generación Y son los jóvenes adultos que nacieron desde 1980 a 1995. Mientras estos crecieron en una época de bonanza económica, la mayoría de los ‘centennials’ han vivido en una España en crisis y en un entorno de precariedad que ha configurado su comportamiento como personas y consumidores.

Los ‘millennials’ tienen espíritu emprendedor, son una generación impaciente y con más características de liderazgo que el resto. Por su parte, los ‘centennials’ representan un desafío en términos de educación para los gobiernos, las universidades y las empresas que los van a incorporar a sus plantillas en aproximadamente cinco años.

Lo que tienen en común ‘centennials’ y ‘millennials’ es que la tecnología y las redes sociales son omnipresentes. La diferencia es el modo en que cada generación aborda la tecnología. Mientras los ‘millennials’ consumen lo último que les ofrece el mercado, los ‘centennials’ abordan la tecnología de un modo mucho más pragmático. Los ‘centennials’ realmente son nativos digitales al cien por ciento. Todavía no están en el mercado laboral pero tienen amplia consciencia de la necesidad de la educación universitaria y post-universitaria para entrar al mundo del trabajo.

Según Amaya Acero, los ‘centennials’ son más pragmáticos y menos idealistas que los ‘millenials’. Son trabajadores, generosos y más abiertos a la diversidad que otras generaciones anteriores. Su acceso a la información y a los contenidos es mucho más abierto que antes, consumen mayoritariamente formatos audiovisuales especialmente a través de YouTube y su afición a los videojuegos les otorga un respiro temporal frente a la presión del mundo adulto ya que les permite fallar sin consecuencias.

Pese a que como consumidores los ‘centennials’ aún no tienen la autonomía económica de sus padres, Pablo Pérez considera que sí influyen decisivamente como prescriptores sobre los procesos de compra de sus progenitores. Por ello las marcas deben tenerlos muy en cuenta para estar presentes en  sus vidas en unos años en los que están configurando su personalidad. Además, esta generación tiene una conciencia social y ecológica muy marcada que las empresas deben tener en cuenta a la hora de dirigirse hacia ellos.



Publicación de Oposiciones de Auxiliar Administrativo